Sin perder la esperanza soñar, reír y llorar.
Sin perder la esperanza observar, aprender y actuar.
Sin perder la esperanza, a veces se pierde
Pero gracias a la resistencia humana en los lugares más inhóspito y hostiles no tenemos más obligación que resistir y persistir en ti.
Vida

jueves, 29 de noviembre de 2018

Reflexiones antes de las elecciones andaluzas. ¿Por qué votar Adelante Andalucía?

Hace mucho tiempo que no escribo en este blog como también lo hace que ni participo en nada social ni político, pues mi prioridad hoy, como mujer, con 47 años, con dos hijos menores de edad, con 3 años en paro y sin oportunidades laborales, es en lo que me embarqué hace ya esos 3 años: preparar oposiciones a la Administración General de la Junta de Andalucía (2 años realmente en serio pues el primero todavía mantenía cierto activismo sociopolítico tanto en IU como en la RSP). 

Nada, por eso de que tenemos esa costumbre "rara" de comer tres veces al día, vivir bajo un techo, calentarnos en invierno y vestir a nuestra prole, entre otras muchas necesidades básicas. Y porque como mujer, siempre he trabajado, y tener emancipación económica y no depender de nadie es algo a lo que sigo aspirando porque creo en eso de tener una habitación propia que decía la Woolf.

Es duro tener que tomar esta opción y abandonarlo prácticamente todo porque no hay salidas laborales, porque sí, se aprueban programas y planes de empleo para parados de larga duración, para mayores de 30 años, específicos para promover el trabajo de las mujeres, a las que ya sabéis nos afecta siempre el doble el desempleo, pero oye, con carrera, con formación y experiencia específicas en temas de género y de inmigración, con curriculum vaya, pues nada, nunca ha sonado el teléfono para ninguna oferta laboral, y eso que soy parte de esas miles que estamos en riesgo de exclusión social: madres, con estudios y paradas de larga duración. Nada, sin novedad en el frente en las políticas del PSOE andaluz ni para generar empleo ni especialmente para las mujeres. Piensen entonces como están las mujeres con bajo nivel de estudios, la feminización de la pobreza es una barbarie social.

Tampoco es cierto como se hinchan en campaña electoral de gritar sloganes en defensa de lo servicios públicos, porque estos, se nutren de recursos, materiales y humanos, y si de estos últimos se carece y no convocan pruebas selectivas (solo ha habido una convocatoria de empleo público en estos tres últimos años), la Administración se paraliza, si, sin funcionarios públicos que agilicen los trámites administrativos los expedientes duermen en los cajones y con ellos las necesidades de la población andaluza, todas las escalas y cuerpos en la Administración son necesarias para que cualquier servicio público salga adelante, por ello, no convocar oposiciones es sinónimo no solo de tener a miles de criaturas hipotecando su futuro en espera de una convocatoria y sin garantía de que puedas obtener plaza, sino que la ciudadanía, al final, la que debe disfrutar y tener derecho a lo público, se queda sin ello por inoperancia e inacción de un gobierno andaluz que se llena la boca de blindar los servicios públicos pero se queda tan solo en eso: en un vocerío sin plasmarse en el BOJA que es, al igual que en el BOE, donde al final se hacen las políticas para la gente.

Bien, ahora voy al grano de cara al 2D, aprovecho hoy un rato porque no puedo callarme más, porque una que está afiliada a IU desde 1991, que siempre ha creído en la unidad popular como clave para todas las conquistas sociales es consciente de que en el momento actual las derechas declaradas: PP, CS y VOX, y la no declarada y disfrazada de izquierda: PSOE, están jugando un papel en esta campaña andaluza en la que les interesa cualquier cosa menos Andalucía. Vi los actos públicos del viernes en Granada y del sábado en Sevilla por streaming, y reconozco que en ambos me emocioné, esto siempre pasa, conforme avanzan los días de campaña los ánimos suben y los discursos se hacen más pasionales, que es lo que al final, con sinceridad y naturalidad llega a la gente. Y obviamente, como no puede ser de otra manera, hablando de las necesidades del pueblo andaluz, no las del catalán o el vasco o sacando cual cenutrios banderas inmensas de España para no hablar de Andalucía y seguir alimentando un odio que es absolutamente inhumano con los más desfavorecidos y que solo juega irresponsablemente a generar crispación y bronca, que como decía en una entrevista el cura Javier Baeza de la iglesia San Carlos Borromeo de Madrid, solo buscan enfrentar a pobres contra pobres. Esconder la corrupción y la falta de programa para una población como Andalucía, que es la más pobre de España, solo demuestra el cero interés de todos esos partidos por nuestra tierra y nuestra gente, son puros intereses electoralistas, partidistas y muy alejados de la realidad social andaluza. 

Ahora me meto en cositas menos dulces para lo interno, sí, porque voy a votar Adelante Andalucía, por responsabilidad social, ciudadana y política, porque no voy a renunciar a mi derecho al voto que conquistaron aquellas mujeres como Clara Campoamor en la II República, porque soy de izquierdas y es la única opción de izquierdas para Andalucía, y porque una cosa es lo de dentro y otra lo de fuera, y mi compromiso hoy, es con los de fuera (y oye, que al menos hago difusión en redes sociales de lo nuestro...) así de duro ¿pero por qué?

Pues mirad, pensaba escribir esto tras el 2D para no entorpecer ni minar "esa ilusión, ese ejemplo, ese modelo" que supuestamente es Adelante Andalucía, pero como yo no soy nada ni nadie en este mundillo político, más que una afiliada que sigue pagando sus cuotas al PCE (que por cierto dice que vuelve pero dejó de seguirme en "twister"...y como una no es muy estúpida puedo imaginarme porqué...eso de los debates molan para afuera, pero para adentro, de todo no se debate, oye y si lo haces, zasca, que te den, que te veten, censuren y a seguir hablando de democracia interna...) y a IU, tampoco voy a suponer ningún peligro exponiendo lo que mi coherencia me impide callarme.
Y porque también se, me consta, que hay gente que no está ilusionada con AA, que cuando antes votó IU o UP, ahora se va a ir a votar PACMA, o en blanco, o en nulo, también por ellos y ellas para que se lo piensen, tal y como yo lo he hecho. 

La unidad popular no la fue en las últimas generales con UP, ya lo sabemos todas, pero es que hoy tampoco es 100% real, no, si fuera real, si fuera una democracia radical, si de verdad ahora que venimos potenciando y asumiendo las primarias como esos procesos participativos donde participa la gente y elige, habríamos elegido TODO, cosa que no ha ocurrido en Andalucía. Como decía al principio estoy al margen de participación pero ni estoy sorda ni ciega y, obviando lo concreto de Granada, que ya casi dentro de lo feo, es lo menos malo, no puedo hacerlo de ese proceso en el que se nos llenaba el correo de mails y los móviles de sms pidiéndonos participar en la votación de las candidaturas para las elecciones andaluzas. Yo siempre he votado y en esta ocasión quería hacer lo propio, pero cucha, que cuando me metí en la web, oye que no, que no había nada que votar, que una vez las fuerzas políticas habían decidido sus correspondientes candidatxs, los demás, las bases, ya poco más que ratificar teníamos que hacer. Y mirad: eso no es democracia radical interna, que desilusión tan grande entrar y no poder decir pues mira voto a fulanito o a menganita, de cualquier organización de las integrantes ¡a mi es que eso me da lo mismo, pero dejarme elegir! lo que no es de recibo es llamarnos a votar algo que ya se decidió desde arriba. Eso queridos, no es unidad popular, no es radicalismo democrático, y es una pena porque eso habría sido de verdad ilusionante, poder participar todas las partes confluyentes de manera conjunta en votar a nuestras candidaturas, las bases oigan, las bases. 

Y me da que no fueron muy buenos los resultados de participación, porque a día de hoy no he recibido ningún correo ni he leído ninguna noticia acerca de lo sucedido tras las primarias. Cada cual que saque sus conclusiones. Pero lo de afuera debe avanzar sin dejar a los de dentro en la estacada. Y lamentablemente veo de mucho de esto último. 

Otra cosa que no me gusta, ya metida en lo que es concretamente la campaña, y asumiendo como decía al empezar que yo no hago, ni aporto, mi milito nada, y, por otra parte reconociendo el esfuerzo y el trabajo militante de tanta gente que sí está volcada en estas elecciones, es esa costumbre que estamos cogiendo de decir cosas un tanto folclóricas y sacando carteles que sinceramente no me parecen propios ni serios para dirigirse a una población que sufre paro, precariedad, pobreza, cortes de luz, falta de recursos en las escuelas públicas, en la sanidad, mujeres asesinadas por el terrorismo machista... me refiero a esa manía constante de aludir con un frikismo para mí insoportable en posters y discursos a John Snow o a la Khalessi o a Star Wars...lo siento pero no me hace ninguna gracia, la política tiene mucha parte de teatro, pero deberíamos quedarnos con esa parte cultural y artística del mismo que llegue al fondo de los corazones de la gente, a hacernos pensar, no en super héroes o heroínas, no queremos dioses, ni reyes ni tribunos, pues no nos convirtamos en un "chou" leñe. Hombre, también he de decir que siempre será mejor apelar a esos personajes que no a don Pelayo o el Cid Campeador como hace el fascista de nuevo cuño Santiago Abascal  viniendo en caballo con un buen puñado de varones rudos y con olor a Brummel a reconquistar Andalucía (que por cierto no se ustedes pero ni puñetera idea de quien es el que se presenta por VOX por estas tierras, eso es lo que se dice al igual que con CS o PP, vivir del cuento de los de arriba, líderes estatales como imagen de campaña para Andalucía, falta de respeto a nuestra tierra es poco) 

Pero no quería yo escribir esto para generar dudas a la hora de votar, al contrario, mi coherencia me impide hacerlo, porque como decía, una cosa son las cuestiones de casa, para adentro, y otra las de la sociedad, para afuera. No votar dentro no significa no votar fuera, significa mostrar tu enfado o tu crítica con lo que se hace en casa pero nuestra responsabilidad frente a todos los adversarios que vienen es gorda y por eso hay que votar el 2D, y por eso hay que votar a Adelante Andalucía.

No podemos votar al partido más corrupto de Europa, el PP, que alimenta el odio a lo extranjero pidiendo respetar unas costumbres que enraizan con lo más casposo de nuestra sociedad, porque nuestras costumbres evolucionan y entrelazan en la medida en  la que convivimos con más gente, sea y venga de donde venga, porque eso es crecer, eso es enriquecerse culturalmente, eso es convivir pacíficamente, como dice el preámbulo de nuestro Estatuto de Autonomía, como dice nuestra Constitución española y como dice tanta normativa europea e internacional, que las palabras no se queden en los papeles y se conviertan en hechos.

No podemos dejarnos llevar y votar opciones del miedo y el odio, que representan también a la perfección CS y VOX, a los que se les suma, igual que al PP, un tremendo rechazo a las mujeres que se organizan y luchan por sus derechos, al feminismo, que no es más que igualdad, y que si no eres feminista lo que eres es un machista de tomo y lomo, no podemos votar a partidos que quieren legalizar la compraventa de bebés a través de los vientres de alquiler, porque no es altruismo, hay mucho negocio detrás, hay deseos no derechos, hay explotación reproductiva de las mujeres con menos recursos para que ricos y ricas puedan satisfacer su ansia y ego de propagar sus genes. No, la gestación subrogada que defiende Ciudadanos no es una técnica de reproducción asistida, es una usurpación a cambio de mucha pasta y condiciones humillantes del cuerpo de las mujeres para beneficio de una élite que ni siquiera se plantea la adopción como medida alternativa pues su único interés es que no se extinga su ADN. Eso no es querer ser padre o madre, es egoísmo y egocentrismo puro. (Y me ha costado llegar a entender esto compañeras, pero permítanme crecer y tener dudas siempre, mi forma de entenderlo era otra bien distinta)

Tampoco podemos votar a un partido como VOX que, no solo encarna el fascismo más evidente y que con este calificativo ya sería más que suficiente para rechazarlos (es que asumir con tanta naturalidad lo de tener partidos fascistas en España me resulta repulsivo a la par que alucinantemente increíble y surrealista en una sociedad que se dice democrática) es que además son los que representan al mayor caciquismo de los pueblos profundos de España, al machote que no nos da ni hace participes de los derechos sino que nos reconquista. 

No, ninguno de estos tres partidos representados por varones, muy varones, españoles, muy españoles, machos, muy machotes, tienen que ver con el pueblo andaluz, un pueblo que salió a las calles a defender su autonomía, su no dependencia de un gobierno central, su derecho a decidir sobre sus necesidades y sus recursos, no, estos no creen más que en la España de las banderas con las que tapar su falta de proyectos para Andalucía. 

Por esto, porque soy una mujer de la clase trabajadora, porque ningún inmigrante está trabajando a costa mía, ningún catalán tiene más derechos que yo, ninguna bandera de "Ejpaña" puesta en el balcón me va a pagar la hipoteca ni dar de comer a mis hijos, por eso y porque obviamente soy de izquierdas que es la unica ideología que siempre ha defendido la democracia, la libertad, la justicia social, la igualdad de derechos, votaré Adelante Andalucía, no digo con gran ilusión, pero sí con el convencimiento de que no puedo dejar de votar, no puedo tirar a la basura un voto para que vaya a todas estas derechas, no. 

Puede o no gustaros mis críticas internas, puede o no gustaros que no participe en las primarias que, como decía Paco Abril, el alcalde de Deifontes, ¿urnas pa qué?, puede o no gustaros todo este panfleto, pero una cosa es criticar lo que estoy convencida debe cambiarse profundamente, porque será más creíble y crecerá mucho más, y ya que estoy fuera de participar en todo órgano porque eso me quitaría tiempo para las oposiciones, lo hago desde aquí, invirtiendo parte de esta soleada mañana en intentar iluminar mis ideas y mis ganas de que Andalucía cambie este domingo porque los andaluces y andaluzas, emigrados o no, hijos de emigrantes andaluces o no, residentes, vecinos y vecinas de esta tierra lo merecemos, y no estar cómoda con tácticas y estrategias que son francamente mejorables en radicalismo democrático, pero otra cosa, bien distinta y mucho más seria, es no ser consciente de quienes son los adversarios, y por ello y porque si se que solo con Adelante Andalucía en el gobierno andaluz, son posibles políticas para la mayoría social trabajadora andaluza, animo a todo aquél y aquella que tenga dudas, que esté cabreado porque todo puede hacerse mejor, que haya escenas o frases o discursos que no le encajen, a que separen esa paja del montón y votemos para Adelante aunque sea por pensar en el interés general, que es en lo que debemos pensar siempre al hacer política y a la hora de votar. Y el interés general es nuestra salud, nuestros tomates en la mesa, nuestros hijos e hijas con profes en la escuela pública, nuestras hipotecas pagadas, nuestro derecho al empleo digno...

A votar con el ánimo que ustedes quieran, pero voten Adelante Andalucia. Después y cuando sea menester, y quiénes puedan, que cambien lo de dentro, ahora prima el voto, no desprecien un derecho que nos convierte en sujetos de derechos civiles y políticos.

Que agustomequedao